Nogueira pinta con la misma sencillez con la que habla. Tiene su propio juicio. -sereno y medido- sobre sus obras. No va más allá de los límites marcados por la conciencia de su “haber”.

El Porvenir Julio 3 de 1972

miércoles, 16 de julio de 2008